Mejora del aislamiento térmico en los vidrios de una fachada

La instalación de estores aluminizados para reducir la carga térmica que afecta a los vidrios de la fachada consiguió mejorar la calefacción y el aire acondicionado de todo el edificio, evitando las perdidas o ganancias térmicas por las ventanas,  permitiendo mantener la luz natural, reteniendo o repeliendo hasta 8 grados de temperatura.

Una solución muy económica frente al cambio de ventanas o vidrios.

1/8