Mejoramos el aislamiento térmico a un edificio singular.

Para actuar sobre la envolvente, se aplicó tanto en la fachada como en la cubierta un revestimiento con nanopartículas de vacío absoluto para mejorar el aislamiento térmico previa limpieza exhaustiva de los paramentos del edificio.

La actuación se realizó mediante una cesta elevadora, manualmente con rodillo, lo que facilitó tanto en tiempo como el coste de la actuación.

Una mejora energética sencilla, rápida y efectiva.

Tiempo de ejecución: 2 días.

1/4
Innovaciones para la 3ficiencia 3nergética